Bienvenid@s a nuestro nuevo hogar

Ya han pasado varios meses desde que nos mudamos a nuestro nuevo hogar pero hasta hace bien poco todavía teníamos la casa patas arriba. Todavía ahora tenemos algunas cajas por abrir que creo que se quedarán así hasta el fin de los tiempos, pero por lo menos las zonas más habitadas las tenemos bastante controladas.

Me hace mucha ilusión compartir con vosotras la preciosa sesión de fotos que nos hizo Victòria Peñafiel y que veáis lo bonito que ha quedado todo después de estos meses.

Unamudanza es algo muy pesado y más aún cuando tienes hijos porque acumulas un montón de cosas durante el primer año que ocupan gran parte de la vivienda. Yo he hecho varias mudanzas en mi vida y esta última ha sido la más dura, pero seguramente la definitiva.
Nos cambiamos de casa con mucha ilusión después de mucho tiempo dándole vueltas, nos hemos ido a una casa más grande con más espacio para todos e incluso un espacio de trabajo para mi que en el futuro será un espacio muy valioso para nuestros hijos (entonces me tocará buscarme una alternativa pero de momento voy a sacarle provecho un buen tiempo!) y es que en la parte alta de la casa hay una sala con mucha luz donde hoy en día he instalado mi despacho / taller.

Yo soy de las que piensan que si tienes una casa con luz ya tienes mucho ganado, y como interiorista y fanática de la luz natural fui la encargada de elegir los colores que usaríamos para pintarla. La pintura es la base de toda decoración, cuando tienes una casa vacía no te haces a la idea de cómo quedará hasta que le lavas la cara con una pintura nueva y eso es lo primero que hicimos antes de mover una sola caja. Tenía muy claro qué tonalidades quería para la casa en general pero no qué colores exactamente elegiría para cada rincón. Así que, para elegir el color concreto de cada habitación entré en la página web de Bruguer para ver sus paletas de colores que son una maravilla.

Sabía que quería pintar toda la casa con un color base gris clarito, pero no podía ser un gris cualquiera. Debía ser lo bastante claro para no quitarle luz a la vivienda, lo bastante cálido para que no se creara un ambiente frío y debía tener personalidad para convencerme. ¿Y sabéis cómo elegí el color finalmente? ¡Por su nombre! Si, chicas, tal como lo leéis. Bruguer tiene una carta de colores preciosa pero lo que es realmente original son sus nombres, porque cada color tiene su propio nombre, un nombre que ha sido elegido con mucho mimo y que describe a la perfección ese tono exacto, y que hace que te decantes por uno u otro.

Mi taller Little Miss

Para mi taller escogí los dos colores corporativos combinados, gris y rosa. El gris fue el color elegido para pintar toda la casa y decidí añadirle un toque de color al espacio así que el rosa que utilizaría para el dormitorio de Illa era la elección perfecta. Después de dudar entre varias tonalidades de gris, el Gris Tímido de Bruguer fue el color elegido y para el tono de rosa también me costó bastante. Quería que fuese algo muy sutil, para no cansarnos demasiado pronto. Yo soy de las partidarias de pintar la casa en tonos que sean prácticamente blancos pero tirando hacia algún color, para no comerse la luz de las estancias. Por eso todos los colores que elegí eran de este calibre. El rosa fue otro de los colores difíciles de elegir, sus nombres me volvían loca cada vez que los leía. Pétalo durmiente,  Dulce Amor, Moca, Rosal … , se me llenaba la boca cada vez que los pronunciaba. Finalmente me decanté por el Rubor de Nenúfar, menuda elección más perfecta. La combinación de ambos colores no podía ser más bonita.

Si manejáis una máquina de coser o os dedicáis al mundo de la costura, confección o similar, sabréis que en un taller siempre hay cosas por en medio, se generan un montón de “restos” (hilos, retales, polvo…) y se ocupa mucho espacio de almacenaje entre telas, rellenos, pruebas, material, piezas acabadas, embalaje, envíos… Es importante tenerlo todo bastante organizado para que no se convierta en una pocilga. En este nuevo taller tenía claro que quería tener dos mesas separadas, una para el ordenador y otra para el taller, con sus máquinas y espacio para cortar patrones, empaquetar pedidos, coser, etc. y lo hice todo con material sencillo pero que diera el pego para que trabajar aquí fuera agradable. Aunque con la cantidad de luz que tengo no necesito mucho más!

Para la mesa central compré varios caballetes de madera y unos tableros en Bauhaus, así la parte baja de la mesa me serviría también como zona de almacenaje para guardar telas, piezas cortadas, recambios, … Puse una tela con acabado resistente al agua en chevron blanco y rosa. Aproveché varios muebles que teníamos en el otro piso y lo dejé todo bien ordenado, asigné un lugar para cada cosa para que siempre estuviera ordenado, y excepto en los momentos en que estoy trabajando a tope con alguna pieza, el taller suele estar bastante ordenado. La verdad es que estoy súper contenta con este cambio, el nuevo despacho es súper agradable, tengo mucha luz y espacio, trabajo cómoda y  pasar todo el día encerrada no me supone ningún inconveniente, al contrario, me encanta trabajar en casa!

Dormitorio Illa

Para el dormitorio de Illa elegí como primera opción el color rosa para toda la habitación, pero teniendo ya varios elementos en este color, me pareció que quizás sería demasiado. Para no cansarnos pintamos una pared en gris y el resto en rosa, así el primer impacto no es tan fuerte y siendo los colores tan claros, la habitación queda súper luminosa. Estos dos colores son los que hemos usado en la decoración de toda la habitación, el Gris Tímido y el Rubor de Nenúfar de Bruguer combinados con madera de pino y algunos elementos blancos.

Hace un par de meses compramos una nueva cama de mayor para Illa, la cuna no nos era nada cómoda y ya no la usábamos desde hacía mucho tiempo. Desde el verano pasado se acostumbró a dormir en un colchón en el suelo, en nuestra habitación. Cuando me quedé embarazada pensamos que ya era el momento de que empezara a dormir en su propio cuarto, y en este tiempo poco a poco se ha ido acostumbrando y ya duerme varias horas de la noche en ella. Aunque sigue despertándose varias veces, y suele venir a nuestra habitación. Es una cama de 190 x 90cm que ya le durará hasta que sea mayor. Pensamos que no hacía falta comprar una cama mini para tan poco tiempo si con una de mayor ya le podía durar mucho más. Elegimos esta cama de metal de color gris de Maisons du Monde, siempre me han gustado las camas de estilo vintage y cuando vi esta que tiene forma de banco me pareció perfecta para su dormitorio. Al ser un color neutro creo que puede usarla hasta que sea adolescente sin aburrirse de ella.

En su habitación todo queda a su altura pero la decoración está en estanterías altas, porque son eso, elementos decorativos, no juguetes. Ella sola puede abrir los cajones, elegir la ropa y los zapatos, coger un pañal o colgar su abrigo en el perchero cuando llega del cole. Al lado de la cama tiene un pequeño estante con varios libros para leer antes de ir a dormir pero el resto de juguetes los guardamos en otra habitación que hemos creado especialmente para ello. La idea es que el dormitorio sea una habitación donde ir a dormir, cambiarse y poco más, que se pueda mantener ordenada y bonita. Con los juguetes eso es imposible, por eso decidimos separar ambos espacios.

Cama: Maisons du MondeDosel: Numero 74 / Cortina: Leroy Merlin / Alfombra: Elodie DetailsPerchero arco iris: El Rincón de Davi / Láminas: Minimel / Funda nórdica: La Redoute / Funda cambiador: Fundas Bcn / Caja toallitas: Maternis

Habitación de juegos

Como teníamos una habitación libre, decidimos hacer allí un cuarto de juegos para Illa. Una habitación divertida y alegre donde guardar todos los juguetes de la casa y poder cerrarla cuando quisiéramos esconder el caos.

Para esta habitación quería encontrar un color que sirviera tanto para niña como para niño, por si algún día teníamos un niño. Me gustaba el verde mint pero encontré una alfombra muy chula en tonos azules y decidí pintarla en un azul clarito. En la carta de Bruguer había un montón de colores bonitos que me gustaban, y después de mucho meditarlo me quedé con el Azul Crepuscular, un azul muy claro pero diferente al típico azul infantil.

El año pasado mi hermano le hizo a Illa una casita-cama en madera de pino y la colocamos en su habitación de juegos como pieza central, un lugar donde sentarse a leer sus libros y relajarse un ratito (cuando sea un poco mayor y se quede quieta más de 2 minuto) además de un elemento decorativo bonito y original.

El resto de muebles los elegimos también en madera de pino, un aspecto muy natural y neutro para dar importancia a los colores de los juguetes. Una habitación de niños suele ser  muy caótica visualmente porque tiene muchos colores, y yo soy de la opinión que los elementos fijos deben tener colores neutros para que los juguetes sean los que dan color a la habitación. De este modo, el espacio se ve mucho más ordenado y armónico.

El mueble de almacenaje que elegimos es un mueble de Ikea que está pensado especialmente para niños. Sus cubetas en color blanco esconden los juguetes aún quedando accesibles a su altura para que pueda sacarlos siempre que quiera. En la parte más alta hemos puesto algunos elementos decorativos pero la mayoría de objetos que hay en esta estancia son juguetes.

El rincón de los libros también queda a su altura para que pueda ver sus portadas y pueda escoger cuál quiere ver en cada momento. También tiene una mesita donde a veces miramos libros o jugamos con la plastelina. Y otra de las cosas que hicimos a su altura, y que llevaba años en mi tablero de Pinterest es la pizarra en forma de círculo pintada directamente en la pared. Encontré una foto de Bruguer que me enamoró y decidimos hacerlo en esta nueva habitación. Queda preciosa y no me da miedo que acabe dibujando en a pared porque la pintamos con una pintura especial Ultra-resist de Bruguer que está hecha a prueba de niños y se puede lavar con agua y jabón.

Y finalmente para decorar el espacio escogimos un vinilo de pared de Decohappy, un dibujo de un mapamundi precioso que le da alegría a la habitación, ya que no queremos poner cuadros porque Illa podría tirarlos y hacerse daño, pensamos que poner un vinilo era una buena idea que no ensucia, decora y además es educativo. Ya me veo cuando Illa y el bebé sean mayores allí todos sentados haciendo clases de geografía! El vinilo es textil así que es fácil de poner y quitar, nos costó un poco colocarlo todo en su sitio porque tiene varias piezas pequeñas pero el resultado final queda espectacular y súper divertido!

Casita de madera: Wood House Barcelona / Vinilo mapamundi: Decohappy / Mueble de almacenaje, estantería libros y mesa: Ikea / Pizarra: Bruguer / Silla: Jenny MasipArco Iris: Aúpali / Cubo multiactividades: EurekaKids / Letras ILLA: Taller Menorca

Bueno, como os podéis imaginar, hemos prestado más atención a decorar las habitaciones de Illa que al resto de la casa! Nuestro dormitorio no es ni la mitad de bonito que estos dos, y no tenemos ni un solo objeto decorativo! Pero es que ella se lo merece todo y más, porque es el alma de la casa y la que ocupa más espacio de todos!

Dentro de poco seremos uno más y seguramente el bebé dormirá con nosotros por lo menos uno o dos años más, así que cuando llegue el momento ya veremos como nos organizamos, si los ponemos a dormir los dos juntos o asignamos un dormitorio a cada uno. Imagino que ya lo veremos sobre la marcha, según las necesidades que vayan surgiendo en cada momento.

Espero que os haya gustado el estilo decorativo que he elegido para nuestra casa, a mi me gustan muchos estilos pero no me decanto por ninguno en concreto porque creo que hay estilos demasiado marcados que acaban cansando, así que he intentado crear mi propio estilo mezclando elementos.

¿Os ha gustado cómo lo he decorado? Espero que sí! Feliz semana chicas.

Anuncios

Publicado por

LittleMiss

mamá & creativa

7 comentarios en “Bienvenid@s a nuestro nuevo hogar”

  1. Hola em podries dir d’on es la lamina amb el q penso que es l’abecedari? Em temo que serà d’internet….m’agradaria poder comprar-ho en una tenda física…per cert, t’ha quedat tot espectacular!

    Me gusta

  2. T’està quedant genial!
    Et volia preguntar quin tamany és el vinil del mapamundi que heu posat a la sala de jocs. Fa dues setmanes que vull comprar un vinil d’aquesta casa i ho tinc pendent perquè no em decideixo si agafar tamany mitjà (80×130) o gran (100×163)
    M’agrada el tamany que heu triat vosaltres 🙂
    Moltes gràcies!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s