Cómo hacer yogur casero para bebés

Hace varias semanas estuve totalmente obsesionada con un tema del que os vengo a hablar hoy y os contaré por qué.

Illa empezó a comer yogures hace varios meses, a veces de postre y a veces como merienda. Empecé con los yogures especiales para bebés hechos con leche de continuación porque me pareció lo más lógico aunque algunas veces también le he dado yogur natural normal porque el pediatra me dijo que podía hacerlo.

Los yogures para bebés tipo Mi primer Danone o Yogolino son bastante caros y muchas veces he tenido que desecharlos porque Illa no se lo ha querido comer o no se lo ha terminado, cuando llevan un rato abiertos se quedan líquidos y hay que tirarlos. Así que al final salen carísimos. Recordé que mi cuñada me contó que hacía yogures en casa y se me ocurrió que quizás podría hacerlos yo misma para que no salieran tan caros y para darle a Illa algo más sano que los yogures del supermercado.
Me puse a investigar en internet y descubrí un montón de entradas que explicaban cómo hacer yogur casero para bebés con leche de continuación. Desde entonces he hecho varias pruebas y he de decir que he conseguido hacer yogures que Illa se come estupendamente así que quiero compartir con vosotras la receta que me ha servido.

IMG_7574

Para hacer yogures sólo se necesita leche y un yogur para fermentarla, en este caso usaremos leche de continuación en lugar de leche de vaca. Cualquiera puede hacerlos en casa, incluso sin yogurtera pero yo decidí comprarme una por comodidad, me costó unos 15,00€ en Amazon y de ésta forma es muy sencillo. Os recomiendo comprar una si tenéis bebés pequeños porque sale a cuenta y la vamos a usar mucho tiempo!

Para hacer yogur de bebé necesitamos leche de continuación y cereales (para que sean más ricos), y un yogur como base para fermentar la leche. Puede ser un yogur tipo Mi primer Danone o un yogur normal, eso sí, natural y sin azúcar. Me recomendaron utilizar un yogur poco cremoso, más ácido que suave para que fermente bien la leche, y me dijeron que el yogur Danone Natural funcionaba muy bien así que es el que yo he usado más. Las yogurteras suelen venir con 7 tarros de 150ml así que estas son las medidas para hacer 7 yogures.

Ingredientes:
1L de agua
40 cacitos de leche de continuación
12 cacitos de cereales
1 yogur natural

Yogurtera con 7 tarros
Termómetro de cocina

1. Hervir agua y preparar la leche. Lo primero que hay que hacer es calentar el agua hasta que llegue al punto de ebullición. Una vez empieza a hervir, apagamos el fuego y echamos la leche de continuación y los cereales, como si preparásemos la leche para el bebé. Lo removemos bien, se puede hacer con el minipimer para que no queden grumos ya que con estas cantidades es difícil conseguir una textura homogénea.

Os habréis fijado que la cantidad de cacitos de leche en polvo es el doble que la que se usa habitualmente para hacer el biberón, pues bien esto lo hacemos para espesar un poco el yogur. Los cereales se añaden para enriquecer el yogur ya que al no llevar azúcar quedaría muy ácido y no les gustaría tanto a nuestros bebés. De este modo es más nutritivo, y lo tienes todo en un solo yogur: leche y cereales sin añadir nada de azúcar.

Nota: Cuando haces yogur normal para adultos no hace falta hervir la leche antes, pero leí que con la leche de continuación si es necesario hacerlo. Los cereales que mejor me han funcionado han sido los Blevit 5 Cereales porque tienen una textura muy fina.

2. Dejar enfriar la leche hasta los 45°C. Una vez tenemos hecha la mezcla de leche y cereales, debemos dejar que su temperatura descienda hasta unos 45ºC. Es necesario hacerlo porque si está a una temperatura más alta, esto mataría a los “bichitos” del yogur que la fermentarán.

3. Mezclar la leche con el yogur. Una vez la leche está a la temperatura adecuada, mezclaremos el yogur con la leche y repartiremos la mezcla entre los 7 tarros de la yogurtera. Hay dos maneras de hacerlo. Una de ellas es mezclarlo todo con el minipimer (1). La otra forma es repartiendo el yogur entre los 7 tarros (un par de cucharadas en cada tarro) y luego añadir la leche, mezclando cada uno de ellos con una cucharilla.

Nota: (1) pero cuando yo lo he hecho así, queda líquido en la base. (2) de esta forma no queda líquido en la base pero hay más grumos.

IMG_7563

IMG_7561

4. Dejar los yogures fermentando en la yogurtera. Dejaremos los yogures fermentando dentro de la yogurtera encendida durante unas 12h. La yogurtera lo que hace es mantener la mezcla calentita a 45°C lo cual permite que los bichitos que hacen fermentar la leche se reproduzcan para conseguir cuajar el yogur.

Nota: Cuántas más horas esté fermentando, más ácido será el yogur. Con la leche de continuación se tiene que dejar un poco más de lo habitual así que yo lo dejo unas 12 horas.

5. Enfriar los yogures. Una vez han pasado las 12h los ponemos en la nevera y cuando se hayan enfriado ya los tenemos listos! Hay que tener en cuenta que los yogures naturales duran sólo unos 8 días porque no tienen conservantes así que es ideal hacerlos de 7 en 7 tal como vienen en la yogurtera, es cuestión de hacerlos una vez y tener uno para cada día de la semana.

Nota: Puedes guardar el último yogur para hacer los próximos 7 yogures en lugar de comprar un yougur Danone. Puedes ir haciéndolo así hasta unas 8 veces, como si fuera la “masa madre”. Y luego puedes volver a empezar con un yogur “comprado”. 

IMG_7554

IMG_7559

IMG_7556

Al principio a Illa se le hizo algo raro comerse estos yogures porque no conocía el envase, ella estaba acostumbrada a ver el típico yogur en un envase de plástico con dibujos y texto de color azul. Pero ahora que ya lo conoce, se pone muy contenta cuando ve el tarro de vidrio porque ya lo relaciona con el “momento yogur”.

Tenéis que tener en cuenta que los yogures con leche de continuación quedan muy líquidos, mucho más que los normales, por eso es bastante difícil dárselos a un bebé. Yo uso la cucharas de Suavinex que son bastante hondas y son las que me funcionan mejor para darle el yogur. He estado haciendo varias pruebas para conseguir más consistencia con espesantes como la gelatina y he leído que también funciona muy bien el agar-agar (pero en principio los bebés tan pequeños no deben comer algas). De momento no he dado con la proporción perfecta pero estoy segura de que con un poco más de práctica conseguiré unos yogures más fáciles de comer y Illa los disfrutará todavía más si cabe!

Os recomiendo totalmente hacer yogures caseros, espero que si tenéis alguna receta milagrosa me la hagáis llegar! También me gustaría aprender a hacer yogures de sabores con frutas naturales, pero esta será otra aventura…

IMG_7576

IMG_7577

IMG_7579

Anuncios

Publicado por

LittleMiss

mamá & creativa

One thought on “Cómo hacer yogur casero para bebés”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s